Thunder vs. Spurs: ventaja San Antonio

  • ESPN.com | 26 de Mayo, 2012

¿Están listos para ver algo de ofensiva?

Eso espero, después de que estos playoffs con marcadores históricamente bajos se embarraron todavía más con los seis juegos que disputaron los Sixers y los Celtics. Bueno, hay buenas noticias en el camino. Las finales de la Conferencia Oeste comienzan este domingo, y definitivamente vas a ver puntos. Muchos, pero muchos puntos. San Antonio fue el equipo más eficiente de la NBA en ofensiva esta temporada, y Oklahoma City fue segundo. Los playoffs están siendo una historia similar, ya que ambos equipos están muy por encima del resto en la tabla de posiciones de eficiencia.

Hay una cierta ironía obre esto, por supuesto. San Antonio ganó cuatro campeonatos con el lema de la defensa primero que nada, y la franquicia de Oklahoma City es un clon fiel de los Spurs como podrás ver – Su dueño (Clay Bennett), gerente general (Sam Presti) y gerente general asistente (Rob Hennigan) todos estuvieron con los Spurs en algún momento durante la era de Gregg Popovich, y San Antonio fue claramente su referente para moldear al Thunder como un tigre de mercado pequeño que siempre prioriza los intereses a largo plazo por sobre ganancias a corto plazo. Y a pesar de sus tres estrellas, los primeros momentos exitosos de Oklahoma City llegaron gracias a su capacidad defensiva; no fue hasta esta temporada que el Thunder se convirtió en un equipo tan netamente ofensivo.

Las similitudes no terminan allí. Ambos equipos poseen tres estrellas que son sus pilares en ataque, incluyendo un par de sextos hombres zurdos, desbordantes e inducidores de faltas (James Harden y Manu Ginóbili) que son casi rutinariamente comparados entre sí. Ambos equipos cadsi que no tuvieron que esforzarse durante las primeras dos rondas, consiguieno una marca combinada de 16-1 mientras se ocuparon de acabar con la temporada de básquetbol en Los Angeles (Nota aparte: Aquellos que alegan que las palizas del Thunder a los Mavs y los Lakers fueron mucho más impresionantes necesitan fijarse en las posiciones y no en el color de las camisetas. Dallas y Utah tenían la misma marca; los Lakers fueron apenas un juego superiores a los Clippers).

Pero a pesar de todas esas similitudes, las diferencias que los separan son las que van a definir esta serie. Y en la batalla del maestro contra el estudiante, los estudiantes están a punto de aprender una lección.

San Antonio tiene algunas grandes ventajas sobre Oklahoma City que deberían exponer ciertas cosas. La más evidente puede ser encontrada más allá de las estrellas en los jugadores complementarios del final de la rotación. El Thunder le da muchos minutos a Derek Fisher (Rating de Eficiencia (PER): 8..0), Daequan Cook (9.3), Kendrick Perkins (8.7) y Thabo Sefolosha (9.8); mientras que Perkins y Sefolosha son valiosos en defensa, Nick Collison fue el único jugador que no es parte de los cuatro mejores jugadores de OKC que tiene un PER semi- decente. Contrastemos eso con lo que San Antonio tiene para ofrecer; Tiago Splitter (20.5), Danny Green(15.5), Matt Bonner (13.2), Gary Neal (14.3), Stephen Jackson (13.2) y Boris Diaw (11.2). Su banca es tan buena que DeJuan Blair (17.6) no tiene lugar. Así que en el aspecto general, el quinto, sexto, séptimo, octavo y noveno lugar de la rotación parecen ser una gran ventaja para los Spurs. Las únicas ventajas del Thunder son su número uno y número cuatro, si ordenas a los equipos de esa manera: Kevin Durant obviamente es el mejor jugador de la cancha, y Serge Ibaka, el cuarto mejor jugador del Thunder, es mucho mejor que Kawhi Leonard, el novato de los Spurs.

Sin embargo, si buscas más profundamente, y las ventajas empiezan a inclinarse más hacia el lado de los Spurs –especialmente en defensa. Aquí es donde la dinámica del maestro y el estudiante aparece nuevamente, más evidente que nunca. El Thunder es un equipo atlético que juega al límite y tiene a un gran bloqueador detrás suyo como Ibaka. A pesar de eso, ellos no son un gran equipo en defensa, ubicándose novenos en eficiencia general en ese rubro.

Además, ellos tienden a tener problemas contra algo que San Antonio los va a forzar a hacer una y otra vez – rotaciones inteligentes y coordinadas defendiendo como equipo. El Thunder es incansable pero, como equipo joven que es, mucha de esa energía es desperdiciada. Russell Westbrook corre por todos lados en defensa pero casi nunca está en el lugar correcto, y lo mismo se podría decir sobre Ibaka y Harden si los ves defender cuando el balón no está cerca.

Eso es lo que precipitará su derrota en esta serie. Los Spurs los vencieron en dos de sus tres enfrentamientos durante la temporada regular a pesar de que Ginóbili no jugó en ninguno de los tres. Ellos ganaron al matar al Thunder con su jugada de cortina y giro, lo que provocó rotaciones fallidas y triples solitarios. Los Spurs anotaron una cantidad ridícula de 28 triples en 54 intentos durante esos tres partidos. Tengan en cuenta que eso sucedió con Blair como ala pivote titular durante todos ellos. Ahora que los Spurs cuentan con jugadores que jugadores que generan espacio como Bonner y Diaw en esa posición, el Thunder va a quedar mucho más partido en defensa.

El Thunder está en desventaja, pero igual tienen algunas armas a su disposición para volcar la serie a su favor.

Una que deberían considerar seriamente sería la de poner a Harden o Cook desde el arranque y poner a Sefolosha como suplente para enfrentar a Ginóbili. Por ahora, el mejor defensor mano a mano del Thunder es desperdiciado marcando a Green antes de salir; él seguramente no tenga casi nada de tiempo en común en la cancha con el mejor anotador de los Spurs por los costados, Ginóbili, especialmente ya que casi nunca juega durante el último cuarto. Desafortunadamente, la cuarta regla de los entrenadores durante los playoffs de básquetbol de Newton dictamina que el Thunder no intentará esto hasta que vayan perdiendo por 2-0 o 3-1 y estén desesperados.

Una alineación que seguramente usen más seguido, sin embargo, involucra a Durant como ala pivote. Esto fuerza a San Antonio a hacer un ajuste drástico, ya que va a tener que esconder a Diaw o Bonner marcando a un jugador perimetral o utilizar una alineación propia que sea de menos talla. Las alineaciones de este tipo con Durant en esa posición han sido extremadamente productivas para Oklahoma City esta temporada – de las seis alineaciones de menor talla que jugaron por más de 20 minutos, cinco de ellas han vencido a sus rivales por un promedio de más de 12 puntos cada 48 minutos.

El promedio para ese tipo de quintentos es es de +13 en 479 minutos, lo que conforma casi un tercio de la diferencia favorable de puntos que el Thunder tuvo esta temporada; el resto del tiempo el Thunder tuvo una diferencia de +4.8.

Oklahoma City no pudo implementar eso contra los Lakers por una cuestión de emparejamientos, pero los Spurs seguramente no pongan a dos gigantes de 7 pies contra ellos durante todo el partido como lo hicieron los Lakers (Aunque uno supone que un combo de Tim Duncan y Splitter es posible).

Esas son las buenas noticias. Las malas son que utilizaron esas mismas alineaciones contra los Spurs en la temporada regular y aun así perdieron. El Thunder utilizó a cuatro jugadores de menor talla por 18, 16 y 28 minutos respectivamente en los tres choques de la temporada regular. Esto fue antes de adquirir a Fisher; Si ellos estaban dispuestos a jugar así con un novato errático como Reggie Jackson o los poco utilizados Royal Ivey y Lazar Hayward en la cancha, seguramente ellos lo utilizaran todavía más con Fisher. Más allá de todo eso, este agrupamiento si pareció afectar las cosas. Los "bajitos" tuvieron los mejores números de +/- durante los tres juegos: Por ejemplo, el Thunder tuvo una ventaja de 11 puntos con Hayward en la cancha y de +12 con Jackson, y esos fueron los dos jugadores cuyo uso era casi exclusivo en este grupo de menor talla; Coilison, quien generalmente es el pivote en esta alineación, tuvo un +15.

Desafortunadamente, OKC está a punto de chocar contra una sierra. Los números de San Antonio últimamente son una locura sacada de un videojuego; Los Spurs no solamente han ganado 18 partidos consecutivos, sino que poseen una marca de 32-3 en sus últimos 35. La estadística más impresionante es que han ganado 24 de sus últimos 27 encuentros fuera de casa, con dos de esas tres derrotas ocurriendo cuando decidieron descansar a sus titulares.

Esa es la parte que da más miedo; cuando dejas de lado a los partidos que los Spurs descartaron, su marca de verdad empieza a verse bien. Por ejemplo, los Spurs van 43-4 en los últimos 47 partidos disputados por Tony Parker. ¿Me escuchaste? ¡CUARENTA Y TRES Y CUATRO!

Si les tomó 47 juegos perder cuatro veces con Parker, me imagino que les tomará más que siete para perder cuatro más.

Es por eso que sigo diciendo que nadie va a vencer a esta versión de San Antonio; es un tributo al talento del Thunder que van a poder hacer que esta serie sea algo competitivo. Pero también le demostrara a este joven Thunder que tan lejos todavía deben llegar para igualar a la franquicia que han trabajado tan duro para emular. San Antonio va a perder un juego de una vez por todas, pero dudo que llegue a perder más de una vez.

Tell us what you think!

Take Survey Now » No Thanks »